X-Sauce (anteriormente llamado Sincamaras) nació en 2001 cuando comenzó a extenderse la idea de fabricarse uno mismo ruedas tubeless sin necesidad de adquirir llantas y cubiertas especiales. Las pruebas fueron largas, hasta que en septiembre del año 2003 aprovechando el Festibike de San Lorenzo de El Escorial, nos decidimos a presentarlo modestamente al público. Ya hemos perdido la cuenta de los kits tubeless y botes de sellante anti-pinchazos que circulan por nuestras fronteras. La botella de sellante de medio litro es nuestro producto más vendido, también las válvulas desmontables compatibles UST. Usan nuestros productos  equipos profesionales del mountain bike como el Primaflor – Mondraker – Rotor o anteriormente equipos de carretera como el Caja Rural Seguros RGA, Saxo Bank y Movistar Team.

 


Me acababa de comprar mis ruedas nuevas y a los pocos días descubrí que habían creado un nuevo sistema sin cámaras. Me pareció una idea estupenda, por lo que comencé a investigar la manera de eliminar las cámaras de mis ruedas nuevas/ recién compradas.

Cuando empecé a pensar como tubelizar mis ruedas, no tenía ni idea, puesto que mi formación era en otras ramas profesionales. Solo sabía que llevaba un líquido y un fondo de llanta especial, que junto a la válvula completaban el sellado.
En plena experimentación, un reportaje sobre la caracterización de los personajes de Star Wars, descubrí el látex. Después de muchas pruebas y combinaciones del látex con los otros componentes, di con la fórmula de un sellante muy eficaz. Nació Sincámaras.
Tiempo después pasó a llamarse X-Sauce, un nombre y una imagen más renovada.
Actualmente, además de seguir mejorando la fórmula del sellante año tras año, hemos ido ampliando la gama de productos, con lubricantes a base de cera, más ecológicos que los de petróleo ayudando así a preservar el medio ambiente, limpiadores, cintas para el tubelizado, válvulas y diferentes accesorios.
Lo que comenzó como un hobby, para poner a punto mis ruedas recién compradas, con duro trabajo y sacrificio, conseguí no solo arreglar mis ruedas, sino hacer de mi pasión mi profesión.